www.oinakpiesgrandes.com

Verano: terapia para los pies

Tras un largo invierno de zapato cerrado los pies necesitan “respirar”. ¿Qué puedes hacer para mejorar la salud de tus pies? Aportamos unos breves consejos sobre calzado “terapéutico” para verano:

1.- Paseos descalzo por la orilla del mar. Si está a vuestro alcance es lo mejor que puedes hacer por tus pies. La arena húmeda de la orilla “lijará” todas las durezas y tonificará el sistema cardiovascular.

2.- Hidratación. Si la piel se reseca en verano imagina qué ocurre con tus pies. Los zapatos abiertos ponen casi en contacto los pies con el suelo. Talones, plantas y dedos se agrietan. Un poco de crema hidratante al menos una vez al día hará maravillas.

3.- Me ha crecido el juanete este invierno. Los podólogos utilizan separadores de silicona entre el pulgar y el segundo dedo. Haz lo mismo con unas sandalias de dedo. ¡Cuidado con las sandalias de tiras!

4.- La dichosa fascitis no ha desaparecido. El verano puede agravar esta dolencia si no se utilizan unas suelas con un mínimo de grosor. Algunos pies además agradecerán un poquito de cuña. ¡Cuidado con el calzado veraniego porque puede conseguir que empeore!